¿Qué tan viable es tu emprendimiento?

by Köm
agosto 19, 2019

Que una idea se convierta en un negocio exitoso es algo que no ocurre muy seguido. Muchas, a pesar de ser brillantes y tener potencial, mueren antes de tiempo por falta de viabilidad.

Sí, la cruda verdad es que puedes tener una excelente propuesta, pero que al momento de lanzarla al mercado, alguna falla perjudique su crecimiento.

Para que no saltes al vacío con tu emprendimiento o marca, antes debes tener en cuenta ciertos detalles.

Primero lo primero

Para que todo comience bien, debemos entender que las necesidades de las personas cambian por factores políticos, económicos, tecnológicos y sociales.

Como emprendedor, debes conocer a detalle el estado de estas variables para asimilar el comportamiento de las personas. En otras palabras, debes convertirte en el mejor detective del mundo.

Te interesa: Emprender es toda una aventura, ¡vívela! 

Recuerda que la marca tendrá éxito si es bien valorada y recibida por los clientes. Adentrarse al mercado sin un buen nicho, puede complicarnos un poco el negocio.

Las 4 P

Uno de los enfoques más tradicionales del marketing se resume en establecer cuatro criterios básicos que sirven como punto de partida el emprendedor.

Estos son:

Producto: propuesta de valor con características que satisfagan las necesidades de un público en específico.

Precio: el precio correcto puede regirse por varios criterios y antes de llegar a él, debes de conocer con seguridad los costos de producción, operación y de la competencia. Encuentra el equilibrio.

Lee también: Cómo ser un buen jefe en 5 sencillos pasos

Plaza: responde a la pregunta: ¿dónde estableceré mis puntos de venta? No solo hablamos de puntos físicos, los virtuales son igual o hasta más importantes.

Promoción: no, no hablamos de descuentos. Se trata de cómo dar a conocer el producto. La publicidad es parte fundamental de las ventas. Eso lo sabemos muy bien…

Investigación de mercado

Cada cierto tiempo, debemos verificar si nuestro negocio está yendo por buen camino. Hay que indagar si de verdad está cubriendo las necesidades y si está teniendo un buen recibimiento entre el público.

Hay varias formas de hacerlo, una de ellas son las encuestas pues permitirán interactuar con el público y conocer su opinión directamente. Lo ideal es que, luego de analizar la nueva información, mejores tu producto e implementes estrategias.

El emprendimiento no es sencillo, pero con muchas ganas se puede crear algo absolutamente genial. ¿Te animas?