Tener el mejor servicio o producto del mundo, no basta. También tienes que saber venderlo. La parte más sencilla de esto es pensar que alguien por ahí necesita lo que tú hiciste y está muy dispuesto a comprarlo.

Para vender algo, tienes que elaborar una estrategia. Para ello, todos los integrantes de la organización deben estar enfocados en esa tarea, no solo los miembros del departamento comercial.

En realidad el proceso de vender una marca puede ser muy sencillo. Esto va muy relacionado al tipo de oferta que presentes.

No es lo mismo vender botellas de agua, que ofrecer una línea de accesorios. Pero en general, se deben seguir unos mismos lineamientos.

Te interesa: Top 10 de las mejores empresas del mundo, según Forbes

Dar a conocer

Para captar la atención de un público, debes ser convincente y efectivo. La utilización de argumentos bien elaborados y mostrarse transparente en todo momento, son base fundamental de una buena venta.

Te preguntarás, ¿cómo aumentar el nivel de efectividad? Bueno, es sencillo: debes hacer bien la tarea. Primero, investiga a qué tipo de público quieres llegar y atraer.

Si te preparas, la gente lo notará y seguro tus probabilidades de éxito aumentarán.

Lee también: Cómo ser un buen jefe en 5 sencillos pasos

Conocer tus prospectos

Hacer la tarea también es tener interés por el individuo o compañía que buscas. Ponte del lado del consumidor. Presta atención a sus necesidades, a lo que quiere, a lo que está dispuesto a pagar y por qué.

Debes ser proactivo y definir las características de los candidatos que pueden convertirse en clientes.

El autor Dos Sheehan lo dijo en su libro “Cállese y venda”. Aconseja a los lectores a que «cierren la boca» y aprendan a escuchar, para luego actuar de manera inteligente.

Aceptar los fracasos

Antes de triunfar, es normal tener algunos fracasos. Es importante no desanimarse ni tirar la toalla y seguir enfocados en abrirse campo en el mercado.

No hay que perder la confianza en sí mismo y en el producto que ofreces, pero tampoco hay que mostrarse arrogante ante el cliente. Eso los alejaría inmediatamente.

Mira este post: ¿Quieres tener éxito en una negociación? Te decimos cómo

Cumplir lo prometido

Si te atreviste a ofrecer algo, más te vale que lo cumplas. Mentir con respecto a los servicios, te costará más que no cerrar un trato. Procura ofrecer lo que puedes hacer y poco a poco ir aumentando las ofertas.

Cobrar es parte de vender

Sí, para muchos puede resultar incómodo cobrar, pero es necesario. No hay nada peor que un cliente que no pueda pagar, por eso, se debe hablar sobre el tema antes de cerrar el trato.

Diferenciar el producto

Siempre habrá competidores. Por eso, tu marca debe tener una característica totalmente diferenciadora del resto. Tienes que imponer tendencia, separarte del resto e innovar.

Las lluvias de ideas entre las personas pertenecientes a la organización, suelen ser una buena manera de aportar ideas y creatividad.

La red ventas

Este es un punto importante. La marca debe estar en internet, bien sea por medio de redes sociales, websites o publicidad, pero la presencia en el medio, es primordial.

Las herramientas tecnológicas son la mejor ayuda para las ventas, sin embargo, debes tener cuidado de no hacer spam.

Como ves, todo se trata de conocer bien a los posibles clientes y de presentar ideas innovadoras. Los negocios y la creatividad sí que van de la mano.

0 Comments

¡Déjanos tu kömentario!