Definitivamente, hay que vivirlo para saber de lo qué se trata, pero trataremos de explicarlo de la mejor manera. Primero, olvídate de esa idea de que en los lugares de trabajo no se hacen cosas divertidas y todo es una seriedad.

Segundo, piensa en Köm como una familia con personalidades totalmente diferentes, disfuncionales y creativas.

Porque eso sí, para trabajar en esta agencia de marketing, uno de los requisitos principales es tener una mente imparable de buenas ocurrencias. A eso puedes sumarle ser multifacéticos como Jack Jack y por supuesto, tener una leve obsesión por el café y «Game of Thrones».

Pero somos así, locos y bohemios. Nuestras horas de trabajo se pasean por minutos de estrés, risas, momentos incómodos y mucha, pero mucha música.

Estas son algunas de las actividades que no creerás que hacemos en Köm:

  • Caminar hasta la playa en momentos críticos

Claro que en una oficina siempre habrá momentos de tensión, estrés o poca creatividad. ¿Nuestra solución? Caminar hasta la playa. Es una de las ventajas de trabajar cerca del mar.

En solitario o en grupo, trasladarse al aire libre, respirar y disfrutar del sonido de las olas, nos reinicia.

Cuando estamos en un mood aventurero, caminamos por el rompeolas. Sí, rocas y más rocas en horario laboral. Algunos enfrentamos nuestros miedos en ese recorrido.

  • Ver Netflix

Todos amamos Netflix, ¿quién no? Podemos vivir sin la televisión, pero no podemos pasar un día sin esta plataforma digital.

En Köm, somos unos adictos a cualquier contenido de este servicio streaming, tanto así que en el break del mediodía, muchas veces comemos sentados en puffs y viendo alguna serie, película o documental.

«The Haunting of Hill House» fue una de las series que vimos como equipo. Entre sustos, teorías sobre lo que pasaría y risas, trascurrieron los 10 episodios.

Obviamente, estamos preparados para despedirnos de «Game of Trones» juntos como hermanos.

  • Preguntas incómodas a los nuevos

Entrar a un trabajo nuevo siempre es algo awkward, imagínense si a eso le añadimos estar totalmente vulnerables a las preguntas de tus compañeros.

Y no, no son interrogantes tontas e inocentes. Vienen cargadas con buenas dosis de malicia con el objetivo de hacer sentir incómodo al nuevo del grupo (pero todo se trata de bromas, nada en serio).

Es divertido, no podemos negarlo…

  • Queremos ser atletas

A pesar de hacer crossfit una hora al día, no somos fitness. Aunque algunos ya están encaminados a ser atletas… Para otros, es una manera de distraernos y no pasar todo el día sentados frente a un computador.

Las primeras semanas son terribles, duele todo el cuerpo, haces los ejercicios de forma equivocada y te sientes mal contigo mismo, pero las cosas poco a poco van mejorando y podría decirse que somos una oficina de crossfiteros.

Los compañeros que no hacen crossfit se destacan en el yoga. ¡No nos quedamos sin hacer nada!

  • Beber alcohol en el trabajo

El sueño de muchos… Aunque no lo hacemos seguido, podría decirse que es un actividad esporádica de un viernes por la tarde o cuando hay algo que celebrar.

No está mal sentarse frente al computador y poner la mente a trabajar mientras disfrutamos de una cerveza helada. Para tener nuevas ideas y laborar chill, es lo mejor…

Entonces, sí, trabajar en Köm es toda una montaña rusa de emociones.

We rock!

0 Comments

¡Déjanos tu kömentario!