Siempre nos han dicho que debemos trabajar en lo que realmente nos gusta. Es verdad, somos más felices y rendimos mucho más.

Sin embargo, a veces aunque desempeñemos las funciones que amamos, la sobrecarga de responsabilidades, lidiar con compañeros conflictivos y jefes «ogros», además de la rutina del hogar, confabulan para generarnos un estrés insoportable que vuelven la vida un verdadero infierno.

El portal imf-formacion.com publica que al estrés laboral también se le conoce como Síndrome de Burnout y lo define como el agotamiento físico y mental de un trabajador, que con el paso del tiempo, se vuelve crónico. Indica que la patología es más común en las personas que atienden al público, pero no es la excepción.

Lo más preocupante de todo, es que el estrés laboral desencadena enfermedades endocrinas, cardiovasculares, inmunológicas, así como mal desempeño sexual, mal humor, depresión y suicidio.

¿Qué hacemos?

Puede ser difícil no angustiarse por los problemas en el trabajo, pero es importante saber manejar las situaciones sin que ello impacte negativamente en nosotros.

Sigue estas sugerencias para que lleves una rutina laboral sin complicaciones.

  • Trata de no sobrepasar tus horas diarias de trabajo. Si generalmente son ocho, no llegues a 10 todo el tiempo, es aquí cuando comienza el agotamiento físico y mental.
  • Cubrir entre seis u ocho horas diarias de sueño, es la mejor manera de descansar y recargar energías.
  • Al menos dos veces a la semana, dedica tiempo a compartir con amigos, pareja y familia. Sal a comer, a bailar o a pasear con ellos.
  • Si tienes problemas en la oficina y necesitas desahogarte, habla con amigos de confianza, preferiblemente que no sea un compañero de trabajo.
  • No dejes que se acumulen tus vacaciones. Cada año, elige la temporada que quieras para tomarte este tiempo de descanso que estipulan las leyes.

  • Al finalizar tu jornada laboral, busca tiempo para hacer ejercicio (caminar, correr, manejar bicicleta). Al mismo tiempo que aportas beneficios a tu cuerpo, te distraes y entretienes.
  • Aliméntate de forma saludable. No te decimos que jamás peques como una deliciosa hamburguesa, pero que esto sea de vez en cuando. Opta por ensaladas, jugos naturales, verduras y frutas.
  • Si ves que no puedes lidiar solo con tantos problemas, busca ayuda de un especialista. Ir a un psicólogo no te hará lucir como un loco, son de mucha ayuda. ¡No tengas miedo!

Un dato publicado en la web de IMF Business School revela que el estrés ya es considerado como una gran amenaza para la salud mundial, así que tómate en serio estas recomendaciones.

¿Qué otra sugerencia darías para llevar trabajos más tranquilos? Kömparte…

0 Comments

¡Déjanos tu kömentario!