Trabajar desde casa o en una oficina requiere de mucha organización para poder lograr todos los propósitos.

Pero, sabemos que a veces la realidad es otra y no solo nuestro escritorio es un desastre, sino también el cronograma de labores. La rutina es un «mientras vaya viniendo, vamos viendo», cero plan = anarquía.

Estudios ratifican que un mobiliario lleno de papeles, lápices, tazas de café y más, sin ningún orden, afecta nuestra eficiencia y rendimiento, lo que a su vez repercute en frustración. A estas conclusiones llegaron Boyoun Chae y Rui Zhu de Harvard Business Review, según publicó la web gestion.pe.

Pero en Köm estamos para ayudarte y hemos hecho un top de recomendaciones para ser ordenado. Toma nota, te interesa:

1.- Primero, ordena todo el escritorio o área de trabajo. Guarda en carpetas o archivos papeles, recibos, facturas, etc. Ubica lápices y bolígrafos en dispensadores. Deja a la mano todo lo que uses de forma constante. Mientras más espacio libre haya, mucho mejor. Tendrás más claridad al pensar y tomar decisiones. PD.: tener una plantita es una buena idea. Le da una visual más fresca a tu mesa.

2.- Prepara un cronograma con todas las funciones, trabajos, reuniones y lo que tengas pendiente cada mes. Con esta planificación llevarás orden y podrás hacer tus entregas a tiempo y acudir a las citas sin inconvenientes. Utiliza un calendario; la eficacia la tendrás garantizada.

3.- Si eres freelancer necesitas ser mucho más organizado que quien trabaja en una oficina. ¿Por qué? Porque todas las responsabilidades dependen solo de ti, pues no tienes horario, ni jefe directo que te obligue a cumplir la rutina. Si estás en casa, prepara tu agenda de trabajo y trata de cumplirla al pie de la letra. Garantizarás tu productividad y creatividad. ¡Enfócate, no seas un procrastinador!

4.- Cuando somos ordenados nos liberamos del caos, somos más entusiastas y positivos, equilibrados y alcanzamos más rápido nuestras metas.

5.- Rodéate de un equipo que tenga los mismos objetivos que tú. Uniendo voluntades y generando propuestas creativas, sin duda dejará resultados óptimos. Que todos tengan la misma actitud: positivismo.

6.- Es muy importante que dentro del cronograma, tengamos tiempo para relajarnos y distraernos. Ve y tómate un café / té con colegas, camina un rato, habla sobre temas generales… así reduces los niveles de estrés. Atormentarnos pensando en todo el trabajo que tenemos por delante, en vez de ayudarnos, solo nos generará más preocupación, ansiedad y frustración.

7.- Ser productivos solo dependerá de cada uno de nosotros. No esperes que los demás resuelvan los problemas, ten iniciativa y promuévela.

Una vez que apliques estas recomendaciones, comenzarás a ver todos los beneficios y buenos resultados que te hemos comentado.

¡No te distraigas y pon los ojos en tus metas diarias! 

0 Comments

¡Déjanos tu kömentario!