Facebook lanzó en diciembre de 2017 la aplicación Messenger Kids, a través de la cual, niños entre seis y 13 años (el público a quien va dirigido) pueden sostener conversaciones de una «manera divertida», según declaró Antigone Davis, directora de Seguridad Global de la empresa.

Desde cualquier dispositivo, los chicos pueden tener acceso a interactuar con otras personas. La compañía de Mark Zuckerberg insiste en afirmar que Messenger Kids es una herramienta que ofrece tranquilidad a los padres.

¿Realmente es así?

Al momento de su puesta en marcha (por ahora disponible solo en Estados Unidos y para dispositivos iOS), Facebook argumentó que contó con la asesoría de padres que dieron ideas y alabaron la propuesta, porque les permitía estar en contacto permanente con sus hijos.

Foto: masportic

En contra

El portal web de la BBC de Londres publicó el 30 de enero, una carta firmada por 97 médicos, padres y maestros de Campaign for a Commercial-Free Childhood (CCFC), Common Sense Media y otras 13 organizaciones que trabajan por la infancia en Estados Unidos, en la que dejan claro su total rechazo a la app Messenger Kids.

Las razones son extensas, pero acá te desglosamos las más importantes (y preocupantes):

  • Los niños no son lo suficientemente mayores para entender las complejidades de las relaciones en internet.
  • El uso de las redes sociales por adolescentes pudiera aumentar los niveles de depresión y ansiedad.
  • Existe un 47 por ciento de probabilidades de que los niños entre 13 y 14 años de edad que usan las rrss, se definan así mismos como más infelices que sus pares que no tienen perfiles en las redes.
  • Hay altas posibilidades de que el desarrollo de los niños se vea afectado por el uso excesivo de dispositivos digitales.
  • Según los especialistas, las niñas entre 10 y 12 años son más vulnerables a «idealizar sus cuerpos» y pueden caer en dietas extremas que afectan su salud.
Foto: imore

Messenger Kids no es necesario

Las organizaciones que no apoyan la app también indicaron que no es necesaria para que los niños y adolescentes se mantengan en contacto con seres queridos lejanos, amigos o con sus propios padres.

Aducen que eso puede hacerse perfectamente desde las cuentas en las redes sociales de los papás, que tengan perfiles en Skype, Twitter, Facebook e Instagram. Todo esto siempre bajo la estricta supervisión.

Foto: Primero Familia

Facebook se volvió a defender:

«Hemos escuchado historias de padres que trabajan en turnos de noche y que pueden leerles cuentos a sus hijos y de madres que viajan por trabajo y que pueden hablar con sus hijos cuando están fuera» (con el uso de Messenger Kids).

Así funciona la app

El diario La Vanguardia explicó en su página web los detalles del funcionamiento de Messenger Kids.

  • Las cuentas de Messenger Kids deben estar vinculada a la de un adulto o padres. El perfil del niño únicamente será visto por los amigos del adulto, quienes podrán enviar solicitudes de amistad de su parte o de otros niños. Los padres aceptarán o no las invitaciones.
  • La app tiene como fin que los niños mantengan contacto con familiares y amigos, jamás con desconocidos.
  • Los bloqueos o denuncias de cuentas por parte del niño, podrán ser vistos por los adultos. Pero, las conversaciones de los niños sí serán privadas.
  • Messenger Kids tiene un software que detecta los contenidos inapropiados para niños e impide que ellos puedan verlos. La publicidad, asimismo, está restringida en esta aplicación.

Por ahora, Facebook tiene mucho que probar a sus detractores, pues tratar de llegar a un público tan vulnerable como el comprendido por niños y adolescentes, resulta un riesgo que la compañía se atrevió a probar.

Para leer la carta completa en contra de Messenger Kids en idioma original, pincha aquí.

0 Comments

¡Déjanos tu kömentario!