1.- ¡Credibilidad!, ser confiable para el consumidor

Muchas veces las marcas o negocios prefieren tener cuentas en redes sociales que una página web, pero lo que no saben es que los consumidores van a buscar un lugar en el ciberespacio, para conocer más sobre la empresa.

Estamos hablando de una reputación que la haga confiable. Algo sorprendente puede suceder si una pequeña empresa se abre espacio en el mundo digital: puede aumentar el conocimiento de ésta y hacerla cercana a su público meta.

2.- Posicionamiento en motores de búsqueda

Las personas siempre están buscando referencias, información y soluciones a través de Google, Yahoo, MSN, Aol, entre otros buscadores.

Este es un punto álgido porque si en el apartado anterior te hablábamos de reputación con tus posibles compradores, aquí te comedimos a estar a la vanguardia en las búsquedas en internet.

A mayor exposición, distribución de contenido en tu página web, y lo que es mejor, contar con un blog con información relevante para tu audiencia, aparecerás estratégicamente entre las primeras opciones para los consumidores.

Puedes ir construyendo una comunidad que te verá como un experto, aumentando las visitas a tu sitio, permitiendo un crecimiento constante y, lo más importante, aumentar las ventas.

3.- Ahorrarás tiempo y dinero

El mercadeo del cara-cara, venta con folletos, además de ser costoso, ha perdido vigencia en un mundo que se mantiene en constante cambio y evolucionando en las ventas con internet.

Seamos honestos, ¿a cuántas personas tomas un folleto de la calle o llamas al número que aparece? Lo más seguro es que tu respuesta esté cercana al no, entonces, ¿por qué pensar que nuestro público lo hará?

Mientras tú puedes atender una persona por vez, repitiendo lo mismo, en un sitio web tienes a disposición de los interesados en tus productos, toda la información, que podrás actualizar cuando lo necesites sin que ello represente invertir una fortuna.

4.- Publicidad 24/7

¡Tener una página web es la mejor forma de promocionar tu negocio, cubriendo todos los horarios!

Atrás quedaron las restricciones y preferencias de ubicación según el pago, como sucede en los medios tradicionales, televisión, radio y periódico.

Tu sitio web te da la oportunidad de estar para tus clientes las 24 horas, los siete días en los 365 días del año.

Será tu oficina abierta, sin restricción de espacio y tiempo, donde tus clientes pueden revisar tus productos y servicios, sin desgastarte y permitiendo que sean ellos los que te avisen de su decisión de compra.

5.- Es el catálogo perfecto de productos y servicios de tu empresa

Imagina a tu sitio web como ese catálogo finamente diseñado, dispuesto para el universo de personas que transitan por internet, lo modificas cuando es necesario, no se gasta porque está de forma perenne y además puedes mantener a tus clientes al día con todo lo nuevo que tienes para ofrecer.

No tienes que volver a imprimir, por lo tanto economizas y, míralo desde el punto de vista ecológico, le haces un favor a los árboles.

6.- Ampliar tu mercado

No importa el tamaño de tu empresa, pequeña, mediana o grande, ofrecer productos y servicios  ya te hace candidato para apostar por tener una página web. En los tiempos que corren, hay muy pocas cosas que no se puedan vender por internet.

Si tu empresa proporciona servicios o productos, tu sitio web es una alternativa de venta tanto a nivel local como internacional.

Un ejemplo es la tienda de artículos para bebés que está en un centro comercial de una ciudad cercana a la tuya, aunque la tienda no cuente con un sistema de envíos, es factible que al saber la ubicación de la tienda optes por averiguar la dirección y visitarla para comprar aquello que viste por su página web.

7.- Mejora la atención al cliente

Puedes atender varios clientes a la vez sin limitarte, darles toda la información que necesitan de forma rápida y eficaz. Con un sitio web puedes facilitar el proceso de compra para tus clientes potenciales.

 

 

No todo queda en la venta, puedes ofrecer la posibilidad de una suscripción o buzón de comentarios donde tienes la oportunidad de ofrecer un servicio post venta lo cual le otorga valor a la relación marca-cliente.

8.- Refuerzas la identidad de tu marca

Una página web que contenga la esencia de la empresa, que hable de ella, dándole una personalidad y un rostro, acerca a los clientes convirtiéndolos en fans.

Así que manos a la obra y destácate con el diseño de la página, agrega los colores, tipografía de la marca. Informa a tu audiencia cuales son tus valores y tu misión como empresa.

También te interesará saber sobre la psicología de la tipografía para aplicarla a tu marca.

9.- Aumentas tus ventas

Seguro piensas, ¡ahora sí hablamos de lo que nos interesa! Pero no olvides que cada punto es parte de un proceso de crecimiento y reconocimiento en el mercado que te traces alcanzar.

Hay empresas que enfocan su objetivo de presencia web para aumentar la conexión con la identidad de la marca, que sus fans puedan acceder a información de la empresa y esto hace que obtenga fieles seguidores, consumidores fijos.

Lo primero que alcanzarás es hacerte visible así que empieza a trabajar en esa página.

10.- Tu competencia ya tiene una página web

Antes de leer este post, miles de páginas webs fueron buscadas para obtener información de productos y servicios, pero la tuya no estaba.

Los mismos clientes que visitan tu negocio o te llaman, ya están haciendo transacciones en páginas webs y no falta mucho para que sean las de tu competencia.

Ten claro que tu página web es la oportunidad de mostrar tu trabajo y la manera en la que lo realizas.

¡No lo pienses más! Si necesitas asesoría o iniciar el proyecto ya (te diste cuenta que estás perdiendo clientes) ingresa a este link y conoce nuestro servicio de diseño de páginas webs.

0 Comments

¡Déjanos tu kömentario!